Muchas de las personas que acuden a una clínica de fisioterapia en Bilbao tras un accidente de coche buscan tratamiento para el síndrome del latigazo cervical. Hoy te contamos en qué consiste esta patología tan frecuente, por qué se produce y cuál es el tratamiento más adecuado que puedes recibir por parte de un fisioterapeuta.

El latigazo cervical se produce por una distorsión muscular en el cuello a gran velocidad, es decir, una flexión y extensión del cuello de forma brusca. Esto sucede muy a menudo durante los accidentes de tráfico por alcance. Cuando un vehículo nos golpea por detrás, la cabeza se desplaza hacia atrás rápidamente por la inercia del impacto. Dependiendo de la fuerza del golpe, el resultado puede variar mucho en cuanto a la gravedad.

Los principales síntomas por los que una persona que ha sufrido un latigazo cervical acude a una clínica de fisioterapia en Bilbao son dolor y dificultad para mover el cuello. Estos síntomas pueden no aparecer inmediatamente y demorarse hasta 48. En los casos más graves pueden aparecer cefaleas, mareos, vómitos y hormigueos. También pueden darse casos de fracturas vertebrales o daños en los tejidos nerviosos.

El tratamiento es muy variado y depende de cada caso. Por lo general no se recomienda el uso del collarín por periodos prolongados y se debe comenzar a trabajar la movilidad a los pocos días. El profesional puede recurrir a tratamientos manuales o miofasciales y orientará al paciente sobre una serie de ejercicios para fortalecer la musculatura y devolver la movilidad al cuello sin presencia de dolor.

Como ves, el latigazo cervical, al igual que muchas otras patologías osteomusculares, varía mucho dependiendo de cada persona en concreto. Por ello, desde Fisioterapia Nagusia te animamos a venir a visitarnos para que nuestros profesionales puedan ofrecerte el tratamiento más adecuado para ti. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.