Puede ser que en un momento dado busques un centro de fisioterapia en Bilbao porque tu hijo adolescente tiene un esguince que no se termina de curar o porque tú mismo sientas un dolor en un hombro y no sepas su procedencia. Acudir a un centro de fisioterapia no solo está indicado para personas de edad avanzada, también lo está para deportistas, mujeres embarazadas y niños en sus primeros años de vida, entre otros.

Con cada tipo de paciente se tiene que llegar a un diagnóstico personal, como por ejemplo, si realizas un movimiento habitual en tu puesto de trabajo, como levantar del suelo determinado peso, puedes acudir a un centro de fisioterapia en Bilbao para prevenir y recuperarte de lesiones posturales de la espalda.

También, si has tenido un accidente laboral y vas a pasar por el quirófano, la fisioterapia puede ayudarte en el preoperatorio, tanto física como psicológicamente, y en el postoperatorio, para acortar el tiempo de recuperación y reducir el dolor. Como ejemplo habitual, se usa en una operación de hernia discal, que conlleva una recuperación más lenta y pueden aparecer dolores debidos a la propia intervención, de alguna complicación de esta o de dolor que no tenga que ver con la operación.

La fisioterapia, como hemos visto en estos ejemplos, es una disciplina que puede curar o prevenir un inmenso abanico de dolencias físicas y que nos puede preparar mentalmente a sobrellevarlas, independientemente de la edad que tengamos; incluso los mas pequeños de la familia pueden aprender desde su corta edad a mejorar su postura.

Desde Fisioterapia Nagusia estaremos encantados de asesorarte y ayudarte a ti y a todos tu familiares y amigos sobre cualquier duda acerca de algún tipo de dolencia, desde una tendinitis a un dolor provocado por una mala postura, y sobre la prevención de estas.